CREACIÓN DE LA ESCUELA UNIVERSITARIA DE ÓPTICA DE TERRASSA (BARCELONA) EN 1977

CREACIÓN DE LA ESCUELA UNIVERSITARIA DE ÓPTICA DE TERRASA (BARCELONA) Y SU CONSOLIDACIÓN COMO CENTRO DE FORMACIÓN DE PROFESIONALES SANITARIOS (ÓPTICOS Y OPTOMETRISTAS)

Carlos Luis Saona Santos

Barcelona, 7 de Octubre de 2017

“Presionar con el cursor para aumentar el tamaño de la image”

El 7 de Octubre DE 1977 se publicó en el BOE (Boletín Oficial del Estado Español) la creación de la segunda Escuela de Óptica en España, la EUOT (Escuela Universitaria de Óptica de Terrassa, Barcelona)

¿CÓMO, QUIÉN O QUIENES GESTIONARON SU CREACIÓN?

Como hoy cumple 40 años de existencia voy a contestar a esas preguntas ya que forma parte de la Historia de un Centro de Educación Universitaria en Catalunya que conozco muy bien, desde 1977 hasta 2010.

En la publicación que hice al grupo de familiares, amigos y colegas profesionales sanitarios en Facebook denominado VISIÓN Y CIENCIAS DE LA SALUD, titulada: “¿DE DONDE NOS SACAMOS QUE EL X% DE LO QUE APRENDEMOS SE DEBE A LA VISIÓN?” había comentado que en 1972 llegué a Barcelona desde Madrid donde había residido desde 1967 fecha en la que llegué a esta ciudad procedente de Guayaquil-Ecuador, mi ciudad y país de origen.

La enseñanza e investigación de la óptica en España empieza cuando al Instituto de Ampliación de Estudios e Investigación Industrial de España se le encomienda, por órdenes ministeriales de 28 de enero y 2 de febrero de 1933, esa labor en la “sección de Óptica y Fototécnica de Metrología Pura y Aplicada. Tres años más tarde, por Orden Ministerial de 29 de enero de 1936 se le encarga continuar con la formación de “Óptica, Fotometría y Mecánica de Precisión y el Laboratorio de Comprobación e Investigación del mismo ramo. Esta formación será continuada por el Instituto de Óptica “Daza de Valdés” del Consejo Superior de Investigaciones Científicas que organizó los cursos a cargo del personal adscrito a dicho centro.

Como ya lo dije en una publicación anterior, llegué a Barcelona en 1972 y después de tener una reunión concertada por mis amigos Oliva Cuyás en el edificio de Sindicatos de Vidrio y Cerámica de la calle Vía Layetana de Barcelona, con el delegado regional del Colegio Nacional de Ópticos Españoles, el óptico Vicenç Masià Gómez, éste me puso al corriente del interés que tenían los propietarios de Ópticas para que sus jóvenes familiares pudieran ser preparados adecuadamente e ir a Madrid a examinarse y obtener el título que les permitiera abrir un centro de Óptica, como era obligatorio en esos tiempos. Recuerdo que ese mismo día, conocí al óptico Françesc Simó Sospedra quien posteriormente sería el primer profesor de Contactología de la nueva Escuela de Óptica en Terrassa pero con dedicación a tiempo parcial puesto que tenía un establecimiento de adaptación de lentes de contacto. En Barcelona, me dediqué desde 1972 hasta 1975 a formar a estudiantes catalanes de Óptica, la mayoría hijos de propietarios de Ópticas, quienes tenían que desplazarse a Madrid para examinarse en la Escuela de Óptica “Daza de Valdés” , único centro que extendía títulos de Diplomatura de Óptica en esos años. Tal como decía nuestra amiga y colega Marina Castañé, profesora de Optometría de la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa, de los alumnos catalanes que tenía, cuatro de ellos aprobaron en 1 año la carrera de Óptica de 3 años de duración oficial pero que como alumnos de enseñanza libre podían examinarse de todas las asignaturas el mismo año, entre los que se encontraba su padre quien desafortunadamente ya no se encuentra con nosotros.

En 1975 entré como director técnico en la empresa General Óptica para formar a sus trabajadores en Refracción Ocular, Visión Binocular, Contactología, Tecnología Óptica, y Ayuda Visuales. Tuve que desplazarme por varias provincias españoles para impartir esos cursos.

En 1976 fui llamado por uno de los propietarios de esa empresa, el óptico Pedro Cruañas Mestre, para pedirme que pergeñara un programa de Óptica para una futura Escuela Universitaria en Catalunya y luego reunirme con el óptico Julio Palmer y el director de la Escuela de Ingenieros Técnicos de Terrassa, el Dr. Josep María Canals a los que presenté el plan de estudios de Óptica y Optometría en los que se incluían asignaturas de Ciencias Biológicas, Tecnología Óptica y de Ciencias de la Salud como la Optometría, Óptica Ocular, Óptica Fisiológica, Psicología y Estética, Contactología, y los Entrenamientos Visuales que años después le cambié el nombre por Terapias Visuales Optométricas. Al principio se incluyó la asignatura de Dibujo que años después desapareció por ser innecesaria para una profesión como la nuestra. Desafortunadamente era obligado incluir asignaturas básicas como Matemáticas, Física y Química, asignaturas que no tenían razón de estar en un programa de Optometría y ni siquiera para la Óptica de Anteojería, pero en España eran obligatorias y hasta la fecha siguen incluidas. El encuentro tuvo lugar en el Restaurante Santa Margarita que se encontraba a la entrada de la ciudad de Terrassa saliendo de Barcelona. Al grupo de los 4 (Pedro Cruañas Mestre, Julio Palmer, Josep María Canals y Carlos Luis Saona Santos) se unió el que años más tardes fuera por 10 años consecutivos Director de la Escuela de Óptica que en 1982 se llamó Escuela Universitaria de Óptica y Optometría, el Dr. Josep Ribé Pons, un químico muy interesado por la Optometría.

Primero acudimos a la Facultad de Medicina para que la nueva Escuela Universitaria de Óptica pudiera albergarse en una institución apropiada a los objetivos de esta nueva Escuela en Cataluña que era la de formar profesionales sanitarios, pero el catedrático de Oftalmología Demetrio Pita Salorio se opuso rotundamente. Nos vimos obligados a acudir a la Universidad Politécnica de Barcelona (UPB) que se había constituido en Marzo de 1.971. En 1.972 es nombrado rector de la Universidad Politécnica de Barcelona el catedrático Gabriel Ferraté Pascual, que ocupó el cargo hasta 1.976, cuando fue nombrado director general de Universidades en Madrid. Para sustituirlo es elegido el profesor Julià Fernández Ferrer, que fue rector hasta 1.978. Tras unas elecciones, aquel mismo año es elegido de nuevo Gabriel Ferraté, que ocupó el cargo de rector de la Universidad Politécnica de Barcelona y, posteriormente, de la Universidad Politécnica de Cataluña hasta el año 1.994, momento en el que deja el cargo para construir la nueva Universidad Abierta de Cataluña y ser su primer rector.

Después de la reunión de los 4, Julio Palmer y el Dr. Canals fueron a reunirse con el delegado regional del Colegio de Ópticos en Barcelona, el óptico Don Vicenç Masiá Gómez quien debía solicitar, como representante de los profesionales catalanes, la creación de la nueva Escuela de Óptica, colaborando como era preceptivo en las gestiones pertinentes.

Finalmente, en 1.977 logramos que el Ministerio de Educación aceptara la creación para Cataluña, con sede en Terrassa, de la nueva Escuela Universitaria de Óptica (EUOT), dependiente de la Universidad Politécnica de Barcelona, a partir de una Orden Ministerial de 7 de octubre de 1977 (BOE-A-1977-27367) cuyo texto decía:

“Ilmo. Sr.: Vista la documentación presentada por el excelentísimo Rector Magnífico de la Universidad Politécnica de Barcelona, solicitando la creación de una Escuela Universitaria de Óptica en Tarrasa, este Ministerio en base a la autorización contenida en el Decreto 2842/1972, de 15 de septiembre, y teniendo en cuenta los informe favorables de la Universidad Politécnica de Barcelona y de la Junta Nacional de Universidades, ha dispuesto:

Primero,-Se crea, dependiente de la Universidad Politécnica de Barcelona, una Escuela Universitaria de Óptica, con sede en Tarrasa.

Segundo.-La Escuela. Universitaria de Óptica en Tarrasa ajustará su funcionamiento a lo dispuesto en los artículos treinta y uno, tres; sesenta y tres, uno, y setenta y cinco de la Ley General de Educación, y a lo dispuesto en los Estatutos de la Universidad Politécnica de Barcelona.

Tercero.-Por la Dirección General de Universidades se dictará las instrucciones para el mejor cumplimiento de esta Orden.

Lo que comunico a V. 1. para su conocimiento y efectos.

Dios guarde a V. l.

Madrid 7 de octubre de 1977 – P. D., el Subsecretario, Antonio Fernández-Ga1iano Fernández,

lImo, Sr. Director general de Universidades”

Ya habíamos conseguido la creación de la segunda Escuela de Óptica en España puesto que hasta 1976 solamente existía una escuela similar en Madrid, dependiente de la Universidad Complutense. El siguiente paso consistió en poner en marcha el nuevo centro universitario hasta llegar a su consolidación como un centro universitario que formara optometristas además de su formación en Óptica de Anteojería (Tecnología Óptica relacionada con monturas o armazones, vidrios o cristales, montaje, etc.)

La Escuela de Óptica de Terrassa compartió edificio con la Escuela de Ingeniería Técnica de la misma ciudad, es decir, empezamos sin edificio propio y bajo la dirección del Dr. Josep María Canals, el mismo que a la vez era el director de los ingenieros. Pocas veces ocurría que una sola persona dirigiera a la vez dos centros universitarios, pero así fue el comienzo de nuestra EUOT. En el primer curso de la carrera de Óptica en Terrassa no hubo problemas puesto que todas las asignaturas básicas fueron cubiertas por biólogos, físicos, químicos y matemáticos.  A partir del segundo la nueva Escuela tuvo problemas en cubrir las plazas de asignaturas propias de una carrera donde además de enseñar Óptica Geométrica, Óptica Instrumental y Óptica Física se necesitaba cubrir también las de Tecnología Óptica, Psicología y Estética. En este primer segundo curso académico entré como profesor agregado a tiempo parcial para impartir las clases teóricas de Tecnología Óptica, Psicología y Estética, siendo mi ayudante para realizar las prácticas, el óptico y físico Joan Salvador Arqués. En el tercer curso donde se tenía que impartir clases de Optometría, Contactología, y Óptica Fisiológica además de la Óptica Física, fueron invitados los oftalmólogos Antonio Henríquez de Gaztañondo para impartir Óptica Fisiológica con su ayudante de prácticas el óptico José Luis Rodríguez, y el oftalmólogo Montgomery Ruben de Inglaterra quien simultaneaba su trabajo de investigación en Houston con las clases de Patología Ocular en Terrassa. Pasados dos años, el oftalmólogo Henríquez no pudo acudir a Terrasa por tenerle ocupado su clínica, el Instituto Boston de Oftalmología, en Barcelona. Entonces, tuve que hacerme cargo de la Óptica Ocular del segundo curso de la carrera, y de la Óptica Fisiológica del tercer curso, desarrollando sus programas académicos. La asignatura Optometría la empezó el óptico Alberto Palmer, hijo de Julio Palmer que como ya se ha dicho fue uno de los fundadores de este centro universitario en Catalunya, mientras que la Contactología la empezó el óptico Françesc Simó Sospedra. Años más tarde, ambos abandonaron nuestra Escuela, y al no existir especialistas que pudieran impartir clases de esas asignaturas de la carrera de Optometría tuve que hacerme cargo de ellas. Durante 5 años tuve que impartir clases de 5 asignaturas (Tecnología Óptica- Psicología-Estética; Óptica Ocular; Óptica Fisiológica; Optometría y Contactología).

El 29 de Abril de 1982 fue nombrado nuevo director de la Escuela de Óptica de Terrasa, el Dr. Josep Ribé Pons quién, en un claustro, me nombró Sub-Director, cargo que ocupamos hasta el 26 de Mayo de 1992. La subdirección de asuntos económicos fue encomendada a mi apreciada amiga y compañera la Dra. María Dolores Merindano Encina, quién además era responsable de las asignaturas de Ciencias Biológicas.

En 1984 y mediante pruebas de idoneidad concursé para una plaza para Profesor Titular de Optometría y Contactología, título que me permitiría desempeñar la docencia con dedicación plena en una Universidad.

En 1985, la empresa General Óptica cambió de propietarios y nombraron consejero delegado a Guillermo García quién había desempeñado antes el cargo de Gerente de la empresa. Hasta ese entonces simultaneaba la docencia en esa empresa con la de Escuela de Óptica, esperando el momento que pronto tenía que llegar. Me comunicó que era hora de abandonar la Escuela de Terrassa y dedicarme plenamente a la empresa General Óptica. Después de consultar con mi familia decidí dedicarme plenamente a la docencia en la Universidad.

Dado que no podía y no debía estar impartiendo clases de 5 asignaturas, mi director Joseph Ribé Pons me encargó que preparara a licenciados en física para las asignaturas clínicas de Optometría, me negué y en su lugar comencé a preparar a exalumnos que tuvieran ganas de dedicarse a la docencia en lugar de ir a trabajar a las Ópticas. El centro solicitó 8 plazas para profesores de Optometría y Contactología, las cuales fueron concedidas y fui nombrado secretario de los tribunales que juzgarían a los concursantes. A 7 de mis exalumnas les ayudé a realizar la memoria obligada para las oposiciones, a diseñar los programas de las asignaturas Optometría y Contactología puesto que las plazas convocadas tenían el perfil para esas asignaturas, les pedí simulaciones de cómo iban a defender su memoria, pasando horas y horas hasta comprobar que estaban preparadas para defender y conseguir la plaza de Profesor Titular de Optometría y Contactología. Las 8 plazas fueron cubiertas, 7 para mis exalumnas y una para un profesor farmacéutico al que no tuve que preparar.

Dado que empezamos con un presupuesto de CERO pesetas según tuvimos que convenir con nuestra Universidad inicialmente, tuvimos que acudir a la Industria Óptica para poder montar y equipar los laboratorios de prácticas e investigación propias de nuestra profesión. Realicé una investigación para la empresa Essilor quién proporcionó 3 millones de las antiguas pesetas que se destinaron íntegramente para equipar el laboratorio de Tecnología Óptica con máquinas de biselar vidrios, montaje, vidrios monofocales, bifocales, trifocales, etc. Fue el primer estudio sobre lentes filtrantes que se realizó en el centro. También me puse en contacto con Ramón Noguera, el gerente de los laboratorios Conóptica en Barcelona, para conseguir cajas de lentes de contacto de prueba tanto rígidas (PMMA) esféricas y tóricas como de hidrogel alfa 46, materiales que después dejaron de emplearse porque las sustituyeron por las lentes rígidas permeables a los gases, RPG, y lentes de hidrogel, y de hidrogel-silicona. La última caja de pruebas que nos proporcionó Ramón fue la de queratoconos con un diseño de cinco curvas periféricas. Todos esos materiales se obtuvieron a cambio de estudios que después presentamos en Congresos Nacionales, y también gracias a la generosidad e interés de mi amigo Ramón porque en su querida Catalunya existiera un centro universitario desarrollado al máximo nivel posible.

Desde 1982 fui profesor responsable de Optometría I (Optometría Estructural), de Optometría II (Optometría Funcional y Conductual), de Contactología Básica, Contactología Aplicada, Contactología Avanzada, Terapias Visuales Optométricas, y Prácticas Profesionales de Optometría en Clínica.

Para que los alumnos pudieran asistir a una clínica oftalmológica a realizar sus prácticas clínicas de optometría gestioné un contrato entre nuestra Universidad y el Profesor Dr. Antonio Henríquez de Gaztañondo, director del Instituto Boston de Oftalmología de Barcelona hasta 1999, y más tarde con el Profesor Dr. Jesús Costa Vila, director del Instituto Oftalmológico Integral de la Clínica Corachán de Barcelona, hoy Admiravisión, hasta 2006. Durante todos esos años estuve prestando servicios profesionales como optometrista del cuidado primario de la salud visual, junto a mi buena amiga y colega, la profesora Montserrat Augé Serra, realizando exámenes visuales conductuales, adaptando lentes de contacto RPG especiales para astigmatismos irregulares presentes en queratoconos y degeneración corneal marginal pelúcida, astigmatismos regulares medianos y altos, lentes de contacto para presbicia, lentes de contacto terapéuticas, terapias visuales y perceptuales, ortóptica y pleóptica, atención clínica en la que los alumnos asistentes aprendían como tratar pacientes con disfunciones visuales y perceptuales, su diagnóstico, y el tratamiento apropiado a las condiciones visuales de los pacientes. Cabe mencionar que también acudieron a esas prácticas clínicas externas estudiantes de la Licenciatura de Optometría de la Universidade do Minho sita en la ciudad de Braga, Portugal.

El 7 de Enero de 1985 tomé posesión de mi título de Profesor Titular de Escuelas Universitarias, en el rectorado de la UPC, por Resolución de la Secretaria de Estado de Universidades e Investigación de fecha 12 de Diciembre de 1984 (Boletín Oficial del Estado de 5 de Enero de 1985, y con el número de Registro Personal A51EC1173 de la ahora denominada Universitat Politécnica de Catalunya, hasta el 1 de Septiembre de 2010 en que me jubilé a los 70 años de edad.

En 1987 se celebró los 10 primeros años de la creación de la Escuela Universitaria de Óptica de Terrassa con la presencia del Alcalde de Terrassa, Don Manuel Royes, y el Magnífico Rector de la Universidad Politécnica de Catalunya, como autoridades académicas y políticas. Mi Director me encargó ser el profesor que diera lo que en aquella época se llamaba conferencia magistral pero yo preferí darle el nombre de “conferencia inaugural”. Mi conferencia se denominó “OPTOMETRÍA Y RENDIMIENTO ESCOLAR” cuya publicación se encuentra en un PDF que adjunto para que los que estén interesados en lo que a principios de los ochenta del siglo pasado ya se enseñaba y practicaba en Terrasa (Barcelona) y que actualmente se considera como una novedad. Después de los actos de celebración, mi amigo Joseph Ribé Pons me comunicó que el alcalde de Terrassa estaba muy interesado por los estudios de Optometría y su importancia en relación con el aprendizaje de los niños, razón por la cual había obsequiado un terreno de 1.000 metros cuadrados para que nuestra Universidad pudiera construir un edificio propio para la EUOOT, lo que se hizo con la ayuda económica de la Unión Europea cuyos orígenes se remontan al periodo posterior a la segunda guerra mundial (1951) y que finalmente se constituyó como Comunidad Europea.

“Presionar con el cursor para aumentar el tamaño de la image”

Celebración de los 10 primeros años de la creación de la primera Escuela Universitaria (segunda en España) de Óptica y Optometría en Catalunya, en presencia del magnífico Rector Dr. Gabriel Ferraté , del Alcalde de Terrasa, Dn. Manuel Royes,  y del excelentísimo Director de la EUOOT, Dr. Joseph Ribé Pons.

La organización corrió a cargo de la Secretaria del centro, la profesora Marina Castañé.

En 1.993 dejé todas las asignaturas de Optometría y me dediqué a la docencia de la Contactología hasta 2010 y de las Alteraciones Oculares producidas por lentes de contacto explicadas en el Máster de Optometría y Ciencias de la Visión. Cabe destacar también la inmensa labor que el profesor Javier Pérez Irisarri desarrolló con la docencia de la Óptica Fisiológica, labor que años más tarde fue desarrollada por el Dr. Jaume Puyol.

En 2010 al tener que jubilarme puesto que no podía seguir trabajando como docente ya que por ley ningún funcionario del Estado Español puede trabajar después de cumplir 70 años, la  Dra. Lluisa Quevedo insistió en hacer una comida de despedida con otras profesoras que habían sido mis alumnas. No me gustan las despedidas, pero acepté que lo hicieran mis últimos alumnos tal como se ve en una fotografía que adjunto a este PDF, y accedí a esa comida de despedida que me hicieron algunas de mis exalumnas siempre que se realizara en el mismo restaurante (Santa Margarita) donde se gestó la creación de la Escuela de Óptica en la ciudad de Terrassa y dependiente, no de la Facultad de Medicina como se pretendió al principio, sino de la Universidad Politécnica de Cataluña.

Me dejo en el tintero muchas otras actividades que nunca olvidaré puesto que su recuerdo me hace sentir realizado como docente y profesional sanitario.

ESTE AÑO, 2017, LA ESCUELA UNIVERSITARIA DE ÓPTICA DE TERRASSA, MÁS TARDE DENOMINADA ESCUELA UNIVERSITARIA DE ÓPTICA Y OPTOMETRÍA, Y HOY FACULTAD DE ÓPTICA Y OPTOMETRÍA, CUMPLE 40 AÑOS DE EXISTENCIA (1977-2017), y para mí fue un honor y un privilegio haber contribuido a que la Optometría en todos sus dominios se desarrollara en Terrassa (Barcelona) con el rigor científico que toda Universidad exige.

Un abrazo fraterno a todos mis ex compañeros (Montserrat Augé, Lluisa Quevedo, Marina Castañé, Mireia Pacheco, Rosa Borrás, Elvira Peris, y Carmen Serés), a mi amiga la Dra. María Dolores Merindano Encina y demás biólogas que también participaron en la consolidación de una profesión necesaria para el bienestar de la salud visual de los ciudadanos, como igualmente hicieron mi ex compañero Joan Salvadó Arqués que ya no está con nosotros, el ex delegado del Colegio de Ópticos Optometristas Vicenç Masiá Gómez, , y el querido profesor Javier Pérez Irisarri, siendo estos dos últimos quienes, según Vicenç, los que recomendaron a mis amigos Oliva Cuyás llamarme para que viniera a Barcelona a formar a los estudiantes de Óptica catalanes, ya que conocían la labor que había desarrollado preparando a los alumnos de enseñanza libre de la carrera de Óptica en Madrid.

 

Escaneado del artículo OPTOMETRÍA y RENDIMIENTO ESCOLAR correspondiente a la conferencia inaugural dada con motivo de la celebración de los 10 años de la EUOT (Barcelona, Catalunya, 1987). VER EL ENLACE SIGUIENTE

OPTOMETRÍA Y RENDIMIENTO ESCOLAR

Despedida con mis últimos alumnos en Terrassa (Barcelona). “Presionar con el cursor para aumentar el tamaño de la image”

Despedida con mis exalumnas y exalumno en el mismo Restaurante donde empezó a gestionarse la creación de la Escuela de Óptica en Terrasa, segundo centro de formación de ópticos optometristas desde 1977 después de la de Madrid que empezó en la Universidad Complutense de Madrid en 1972. Ellos han tomado el mando para enseñar Optometría y seguramente que lo harán mejor que su profesor ya jubilado.

“Presionar con el cursor para aumentar el tamaño de la image”

FINIS CORONA OPUS

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.